Reiniciar filtros Aplicar filtros
Ruta de la Seda
China - Guía de Viaje en Línea

Las Ciudades a lo largo de la Ruta de la Seda en China



Kashgar es un centro islámico vibrante y la más grande ciudad oasis en Asia Central de China. Su historia comenzóhace más de 2000 años atrás y su importancia se deriva de su posición estratégica a los pies de las Montañas del Pamir que permiten el acceso de las  Rutas de la Seda a Asia Central. Su mezquita - la más grande de China, puede acoger hasta 10.000 fieles en las horas de la oración.
 
Si es domingo Usted también puede visitar el colorido y caótico Gran Mercado del Domingo de Kashgar. En este bullicioso lugar podrá comprar una gran variedad de productos locales: como ganado, joyas, ropa, alfombras. Usted también tendrá la gran oportunidad de practicar sus habilidades negociadoras, absolutamente vitales para su viaje en la antigua ruta de comercio. Codearse con los lugareños; probar su arte de la negociación, llegar a un acuerdo en la compra de algo no realmente esencial!.
 
Jotan es una importante estación en la zona sur de la histórica Ruta de la Seda. El oasis de Hotan estuvo estratégicamente ubicado en el cruce de la rama sur (y más antiguo) de la famosa "Ruta de la Seda" uniendo a China y Occidente con una de las principales rutas de la Antigua India y el Tíbet hacia Asia Central y la lejana China.
  
Hotan era bien conocido por la producción de alfombras de seda más finas del mundo. Merece la pena visitar las fábricas de alfombras de seda, así como la fábrica de nefrita (Jotan también fue muy famoso por las minas de nefrita)!
 
Kucha es conocido por las famosas Cuevas de “Mil Budas” de Kizil (siglos V y VI  después de nuestra era), que se encuentran a 75 kilómetros de Kucha y forman uno de los tesoros más tempranos de arte budista en China, así como uno de los cuatro sistemas de cuevas más grandes de China. Actualmente hay 236 cuevas codificadas, divididas dentro del valle oeste y el valle interior y en las zonas posteriores de la montaña que se extienden a más de 3 kilómetros (1,86 millas). Se tarda aproximadamente 2 horas enrecorrer las cuevas y conocer la cultura Budista local.

Kucha era en la antigüedad el Reino Budista situado en la rama de la Ruta de la Seda que corría a lo largo del borde norte del desierto de Taklamakan, en la cuenca del Tarim y el sur del Río Muzat. Durante un largo periodo de tiempo Kucha era el oasis más poblado de la cuenca del Tarim. Otro sitio de interés en Kucha es - la Gran Mezquita, construida en el siglo XVII, la cual es la única mezquita que conserva la Shariya (Tribunal Islámico) en China.

Turpan ha sido durante mucho tiempo un importante centro comercial y oasis fértil situado en la Ruta de la Seda. Cerca de Turpan se encuentran las impresionantes ruinas de Gaochang, una antigua ciudad (aproximadamente 47 kilómetros), construida en el siglo II antes de Cristo, cuando fue una vez la capital del Reino de Gaochang bajo la dinastía “Han”. Las Cuevas de “Mil Budas” de Bezeklik se encuentran ocultas en los flancos de las montañas llameantes (aproximadamente 56 kilómetros) - Un sitio impresionante con 67 cuevas que datan de los años 317 - 1368. Traducido del idioma Uigur como el "Lugar de las Pinturas", Bezeklik fue un importante centro para el culto budista. Desafortunadamente la mayoría de las pinturas rupestres se encuentran ahora en un estado lamentable, sin embargo, este lugar vale definitivamente la pena visitar. Tuyoq – es un hermoso pueblo antiguo con las cuevas budistas más antiguas en la zona de Turpan, que datan del siglo cuarto.
 
Durante los primeros días de la Ruta de la Seda, Dunghuang fue un importante centro de comercio, con la expansión de la Gran Muralla. La ciudad fue fortificada con una línea de torres de baliza extendiéndose hacia el oeste en el desierto y se convirtió en la base de apoyo clave para las caravanas.

Dunghuang es famosa por las Cuevas de Mogao –el más rico tesoro del mundo de manuscritos budistas, pinturas murales y estatuas que datan desde el siglo IV  hasta el siglo XIV; creados durante nueve dinastías simbolizanel alto nivel del arte budista. Las Dunas de Arena “Mingsha” “cantoras", que de hecho suena como un trueno barriendo la arena sobre ellos, con vistas al pequeño y misterioso Lago Crescent. Este lugar ofrece sin duda la mejor panorama del atardecer y los paisajes más impresionantes del desierto que se encontrará a lo largo de la ruta de la seda.